¿Qué son las máquinas tragaperras?

Una máquina tragaperras, o tragamonedas, es una máquina recreativa que funciona en cuanto el usuario deposita monedas en una ranura. Sus características son diversas y dependen del fabricante, pero en general, consisten en una pantalla, en la que pueden verse tres o más carretes giratorios con algún motivo específico, como palos de baraja (♠, ♥, ♣ y ♦), frutas, números o cualquier otro ícono. La finalidad del juego es lograr que se emparejen tres figuras iguales, y así obtener un premio. Para poner en movimiento los carretes, la máquina tiene una palanca en uno de los costados (por lo general en el derecho). Como parte de su atractivo, en cuanto se depositan monedas y mientras dura el juego, la máquina reproduce melodías en un tono algo estridente pero pegajoso, característico de todas las máquinas conocidas como “arcade”, que aportan emoción al juego.

La descripción anterior corresponde a las máquinas clásicas y si bien aún hoy en día pueden encontrarse, la mayoría se ha sustituido por máquinas electrónicas que pueden o no utilizar carretes; en su lugar, usan una pantalla de vídeo que muestra animaciones virtuales del movimiento de los carretes y sus figuras. En lugar de la palanca, se ha colocado sencillamente un botón. Aunque en las máquinas antiguas también hubo modelos con varios niveles de carretes, en las máquinas actuales pueden encontrarse múltiples niveles, si bien esta característica eleva el costo de la apuesta que debe hacerse por jugada.

Respecto a los premios que entregan, cada máquina requiere más o menos dinero. Así, hay máquinas conocidas como “penny slots”, algo así como tragaperras de a centavo, hay otras que requieren monedas de 25, 50, 75 centavos, un dólar y hasta varios dólares por jugada, si se quiere apostar a todos los niveles de carretes. A cambio, la máquina puede entregar premios que van desde unos cuantos dólares (eso sí, en un chubasco de calderilla), hasta cientos de dólares, que deben cobrarse en la caja del casino.

Pero desde hace un par de décadas, también se cuenta con máquinas tragamonedas progresivas. Estas, consisten en una serie de slots enlazadas entre sí (tanto en un solo casino como entre varios). Todas ellas tienen un bote principal, que puede llegar a ser desde cien mil hasta más de un millón de dólares. Si bien el premio que otorgan es suculento, hay que realizar apuestas más altas para acceder a él (uno o varios dólares).

En los casinos online ocurre algo similar, con la salvedad de que el escenario es virtual, pero los premios, las bonificaciones y los regalos suelen ser mucho más atractivos.

¿Qué tipos de tragaperras existen?

Según lo miremos, existe una variedad enorme de máquinas tragamonedas, y podríamos clasificarlas por sus características de construcción, por su aspecto físico, por el número de carretes que posean, número de líneas de carretes, etc. Las hay (o han habido) desde mecánicas hasta electrónicas, y si pensamos en el tipo de pago que ofrecen, existen máquina estáticas y progresivas.

También podría pensarse en el concepto que ofrecen, pues hay tragaperras cuyo diseño utiliza estereotipos como Elvis Presley, Piratas del Caribe o el mundo Western. Así mismo, los íconos que dan vueltas vertiginosamente en los carretes, están a tono con el concepto general de la máquina. Los más afamados son palos de la baraja, frutas (como cerezas, fresas, etc.), números y en fin toda clase de íconos coloridos y atractivos a la vista, que en conjunto con el concepto, den a la máquina un atractivo más o menos fuerte, según el gusto personal del usuario.

Todo lo mencionado anteriormente es útil desde el punto de vista estético e informativo en general, pero para efectos prácticos, la mayoría de jugadores necesita conocer qué posibilidades le ofrece un determinado tipo de máquinas, según la expectativa que tenga de ella sobre los premios que otorga. Dentro de esa clasificación, tenemos dos tipos de máquinas:

Máquinas tragamonedas de pago estático. Este tipo de slots , si bien requiere de monedas de escaso valor (desde 5 centavos hasta 25 por línea de carretes), siempre entrega premios del mismo valor, aunque con cierta frecuencia. Una línea de carretes es una fila o hilera de bobinas giratorias (las que muestran figuras como frutas, palos de baraja, etc.). A más líneas de carretes, existen mayores posibilidades de ganar, pero cada hilera requiere apostar una moneda.

Máquinas tragamonedas de pago acumulativo o progresivo. Este tipo de máquinas suelen estar interconectadas con el fin de crear un bote que crece a medida que los usuarios juegan. Hay ciertos casinos que integran sus máquinas progresivas con redes de casinos, para obtener botes millonarios. Como puede verse, la finalidad de esta clase de tragaperras es ofrecer al usuario la posibilidad de obtener botes enormes, que van desde cientos de miles, has más de un millón de dólares. Naturalmente, para tener acceso al bote principal, el usuario debe apostar más monedas, aunque existen botes secundarios que si bien no son tan altos, dejan al usuario satisfecho con su premio.

En los casinos online, existen varios sitios con slots progresivas, con premios realmente impresionantes, bonificaciones muy atractivas y premios adicionales, cosa no muy usual en los casinos físicos en donde no es tan común encontrarse con bonos y premios de la categoría de las tragaperras online, por ejemplo.