Por ser las máquinas tragamonedas un juego que depende totalmente del azar, cualquiera que intente venderle un folletín con “los 100 mejores trucos para hacerse rico con las tragaperras” es un charlatán. Simplemente, es imposible influir sobre la máquina para que se incline a nuestro favor.

Sin embargo, no siempre fue así. En la década de los cincuenta (1950), cuando las tragaperras eran mecánicas, mucha gente encontró la manera de manipularlas, de modo que pagaran con frecuencia, ya sea golpeándolas en determinado sitio, o tirando de la palanca de un modo especial, para que se detuvieran en el momento preciso. Naturalmente, los propietarios de las máquinas no tardaron en notarlo y exigieron a los fabricantes que solucionaran el problema. Fue así como empezaron a fabricarse máquinas en las que fuera imposible alterar el funcionamiento de estas por medios externos. Con el desarrollo de tecnologías electrónicas, se hizo imposible alterar de cualquier manera su funcionamiento.

Pero en cambio, hay información que nos puede resultar útil a la hora de jugar.

Lo primero que debemos hacer es decidir si jugamos para divertirnos o pensamos ganar dinero de este modo. Si sólo queremos divertirnos, es mejor elegir una máquina que pida monedas de escaso valor, de modo que la diversión dure todo lo posible. Pero si lo que pretendemos es obtener ganancias, hay máquinas que permiten apostar varias monedas: a más monedas, mayores posibilidades de ganar, porque cada moneda activa una fila de carretes de la pantalla. También está la opción de jugar a máquinas de bote progresivo, que mencionaré más abajo.

A continuación está el averiguar el margen de ganancia de la casa, ya sea en casinos online o en casinos físicos. El margen varía de máquina en máquina, así que es buena idea sentarse frente a la máquina con el margen más bajo.

Las máquinas de bote progresivo son tragaperras enlazadas entre sí, que suman el dinero que cada jugador apuesta, con el fin de obtener botes más grandes. Hay casinos online y físicos que enlazan sus máquinas con el fin de obtener botes espectaculares, por lo que son una opción interesante para quienes quieren hacer dinero con las tragaperras. Naturalmente, para tener acceso al bote principal, es necesario apostar más monedas.

Las tragaperras de bote estático (es decir de valor fijo), son una opción muy atractiva para quienes sólo desean divertirse y pasar un rato agradable.